Aneto y Monte Perdido

En busca de ascensiones míticas en el Pirineo aragonés

Os proponemos realizar un trekking de una semana enfocado en realizar la ascensión del Monte Perdido en el Parque Nacional de Ordesa, y la del Aneto en el Parque Natural del Posets-Maladeta.

El Pirineo Aragonés se extiende desde los valles que colindan con Navarra hasta la comarca de La Ribagorza y sus altas cumbres, en la frontera con Cataluña. Está considerado como la meca de la alta montaña en España, acogiendo las cumbres más altas del Pirineo, con 188 picos que superan los 3.000 m de altura, destacando el Aneto, Posets y Maladeta. Esta región del Pirineo conserva las tradiciones, la arquitectura popular de sus pueblos, algunos de los paisajes más espectaculares de la Península y una impresionante riqueza de fauna y f lora.

En busca de ascensiones míticas en el Pirineo aragonés

ASCENSIÓN AL ANETO (3.404 M ) POR LA RUTA NORMAL

Es el rey de los Pirineos por su altura 3.404 m, pero no por su compromiso como montaña complicada. El Aneto forma parte del macizo de la Maladeta, en el parque natural Posets-Madaleta, rodeado de cuatro glaciares, Aneto, Barrancs, Coronas y Tempestades. Su travesía a la cumbre - la misma que siguió Henri Reboul, en 1817, quien le otorgó la categoría de ser el más alto de los Pirineos- nos va a permitir disfrutar de una de las mejores panorámicas de la cadena pirenaica y visitar accidentes geográficos tan espectaculares como el puente de Mahoma o el Forau, la cascada de Aiguallu, y por supuesto pisar el glaciar del Aneto, el más extenso de los Pirineos. La aproximación para el ascenso se inicia desde Benasque por la carretera hasta el pla de l'Hospital y ya caminando al pla de la Besurta (1.900 m), desde donde en 2h30' horas alcanzaremos el refugio de La Renclusa (2.160 m). Por encima del refugio se ven el pico de la Renclusa y la cresta de los Portillones, que asciende hasta el pico de la Maladeta. Este dentado perfil nos va a servir de guía para la subida que hay que realizar desde el refugio en dirección sureste. Nuestro objetivo es acceder desde el glaciar de la Maladeta al del Aneto, al otro lado de la cresta, desde la que se disfruta de una buena panorámica de la cima del Aneto y su glaciar, el Pico de Coronas (3.293 m) y el Pico del Medio (3.346 m). Todo ello queda oculto por la Cresta de los Portillones que posee dos pasos: el portillón inferior (2.738 m, 2h 25') o el superior (2.870 m, 3 h). Cualquiera de las dos opciones es válida y sólo en verano, para evitar el caos de bloques que quedan en el glaciar, se tiende a pasar por el superior.

El glaciar se cruza con una diagonal suavemente ascendente con el punto de mira puesto en el collado de Coronas (3.198 m, 4h 45'). Este collado es el paso natural a la vertiente sur, al Valle de Coronas y es la ruta al Aneto desde los valles de Cregüeña o Ballibierna. Desde aquí se levanta una amplia pala de nieve helada, de unos 30º de inclinación y 200 m de desnivel que puede calificarse como la parte dura de la ascensión, aunque el filtro lo pone el famoso Puente de Mahoma, al que se llega tras finalizar la pala y alcanzar el hombro que da paso a una pequeña pero asombrosa cresta. Son 30 metros que con el ambiente alpino, los desplomes que se atisban a izquierda y derecha y la altura, lo convierten en un paso magnificado en muchas ocasiones, aunque en el que se deben poner todas las precauciones. Franqueville –su primer ascensionista- le dio nombre con la metáfora utilizada en su relato: “El Puente de Mahoma es la única vía que se nos ofrece para llegar al final. Según el Corán, para alcanzar la gloria los hombres han de pasar por un puente más fino que un cabello y más afilado que el corte de una espada". Una vez cruzada la arista estaremos en el punto más alto de los Pirineos. Nos lo recuerda la cruz de aluminio, la Virgen del Pilar y una talla de San Marcial (normalmente oculta por la nieve). Las vistas son espectaculares en cualquier dirección: al norte la cadena pirenaica francesa y los Besiberris y el Comaloforno, catalanes; al sureste la famosa Cresta de las Tempestades y el glaciar y valle de Coronas; y al oeste la mole del Posets y el macizo del Monte Perdido.

Para el regreso hay que ponerse nuevamente en la antecima tras pasar el puente de Mahoma, y aunque existen varias opciones de bajada, la más práctica para un solo día y no repetir el itinerario de subida es descender por la izquierda del glaciar hasta el pla de Aigualluts, con su bonita cascada.

En busca de ascensiones míticas en el Pirineo aragonés

PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO

Parque integrado en la red de Parques Nacionales españoles y reserva de la biosfera por la UNESCO, constituye una unidad geográfica de primer orden. Domina su orografía el imponente Monte Perdido de 3.348 m, siendo el mayor macizo calcáreo de la Europa Occidental, con las cimas de los Tres Sorores: Monte Perdido, Cilindro y Pico de Añisclo, desde donde derivan a modo de brazos los Valles de Ordesa cincelados por las aguas de sus ríos. Posee un paisaje de grandes contrastes, sus zonas más elevadas de gran aridez extrema de los desiertos kársticos, donde el agua se filtra a través de grietas y sumideros hacia sus valles de frondosa vegetación, donde el agua siempre está presente con sus cascadas y pozas características.

PROPUESTA VIAJES OXIGENO BY GALANGAL

Itinerario

Día 1

Traslado ciudad de origen a Parque

Natural Posets -Maladeta. El viaje comienza en Benasque, población que da entrada al parque y donde se encuentra el alojamiento que hayas seleccionado. Lo que quede de jornada será perfecta para descansar del trayecto y prepararse para las siguientes jornadas. El guía hará la recepción en el hotel y se programará con él los sucesivos días.

Días 2 al 4

Durante los siguientes 3 días podrás disfrutar de las rutas de trekking que hemos preparado, con el objetivo principal de la ascensión al Aneto, el pico más alto del Pirineo que puede hacerse por rutas diferentes. Nuestra recomendación es hacerla por la Ruta del Salterillo evitando la parte más pesada del glaciar. Otra opción es la ruta de Las Coronas que asciende por su cara sur. Esta elección se podrá hacer sobre la marcha junto al guía.

Para los otros días os proponemos:

  • La ascensión al pico de Salvaguardia de 2.736 m, pico fronterizo entre los países de Francia y España, que discurre por las llanuras de los Llanos del Hospital para adentrarse en el Barranco de Peña Blanca hasta el Portillón de Benasque, continuando en su parte final por la cresta hasta el pico.
  • Ascensión al Lago de Cregüeña, 2.650 m, el tercer lago de montaña en cuanto a dimensiones se refiere del Pirineo, destacando por su gran belleza. Su ascensión discurre por el barranco del mismo nombre a través de una zona boscosa hasta la Solana situada a 2.000 m; a partir de aquí se discurre por un terreno alpino, rocoso y sin vegetación hasta la base del lago, con increíbles vistas a los picos circundantes.

Días 5 al 7

Parque Nacional de Ordesa

La meta principal es la ascensión a Monte Perdido, su aproximación se puede hacer por diferentes rutas: por Cola de Caballo, por la Faja de las Flores, por la ruta de Cazadores o por la escalera. Esta última resulta muy atractiva para aquellos que no tengan vértigo, ya que hay que superar un par de resaltes en los que hay que ir encordados.

Para los siguientes días os proponemos realizar alguna de las rutas que se hayan descartado en la ascensión a Monte Perdido como la Faja de las Flores, donde en su comienzo dejamos a nuestra izquierda en Tozal del Mallo para disfrutar luego de su faja incrustada en los verticales farallones.

Otra opción sería realizar el trekking hasta el Balcón de Pineta con increíbles vistas a la cara norte del Monte Perdido y donde se pueden divisar bonitas cascadas.

Otra opción si queremos refrescarnos sería hacer una jornada de descenso de barrancos junto a la población de Torla, nuestra sugerencia sería realizar el Barranco del Furco donde destacan sus toboganes, dos de sus rápeles y su salto de 8 metros de altura.

Días 8

Traslado Ordesa– ciudad de origen

Para el regreso hay que ponerse nuevamente en la antecima tras pasar el puente de Mahoma, y aunque existen varias opciones de bajada, la más práctica para un solo día y no repetir el itinerario de subida es descender por la izquierda del glaciar hasta el pla de Aigualluts, con su bonita cascada.

En busca de ascensiones míticas en el Pirineo aragonés

Información y reservas:

viajesoxigeno@galangal.travel

91 737 10 69